“Du Fu y Wang Wei””Sheng Tang”

wang-weidu-fu Tanto Du Fu como Wang Wei, poetas clásicos del apogeo de la dinastía Tang, en sus poemas “Un viajero en la noche escribe sus pensamientos” (escrito en el 765) y “Mi retiro en la montaña Zhongnan”, utilizan el estilo moderno o “jintishi” y, dentro de éste, el “Lushi” pentasílabo (5 caracteres): poema regular de ocho versos, y en los que los dísticos segundo y tercero tienen que ser paralelos (consistente en colocar palabras de un verso de forma que quedaran dispuestas simétricamente respecto a las del otro verso del dístico, en lo que se refiere a valor gramatical y a significado –similar u opuesto-, y en que si un verso hablaba de algo cercano o bajo o real, el otro hablara de algo lejano o alto) .
En el poema de Du Fu, en el primer verso del dístico segundo: estrellas, capas sobre capas, alrededor, salvaje, extensión, podemos decir que su valor semántico nos lleva a captar algo lejano, inalcanzable, primitivo y que se encuentra siempre presente. Mientras que en el verso segundo del dístico 2: luna, flotar, gran río, fluir, su valor semántico nos hace concebir algo cercano, concreto y efímero.
En el dístico segundo del poema de Wang Wei se produce también un paralelismo entre los versos del dístico, pero al contrario del dístico segundo de Du Fu (que su significado era opuesto), el significado es similar: emerger, llegar, sentimientos, a solas, camino, entendemos su significado como algo que nace, que aflora. Mientras que el siguiente verso del dístico: hermosa, cosa, espacios, personalmente, conocer, su valor semántico nos lleva al descubrimiento, al conocimiento (conocer es nacer).
En el tercer dístico del poema de Du Fu, el paralelismo es similar entre su primer y segundo verso verso: nombre/fama, ¿realmente?, ensayos, poesía, ¿viene de ellos?, el significado es literatura, escritos; mientras que en el siguiente: oficial, obligación, viejo, enfermo, descansar, su significado es el de poeta, letrado.
En el tercer dístico del poema de Wang Wei, el paralelismo es opuesto entre su primer y segundo verso: caminar, hasta, agua, límite, lugar, su significado es de punto cercano, actividad y final; mientras que en el siguiente verso: sentar, ver, nube, alzar, cuando, su valor semántico es de lejanía, pasividad y continuidad.
Los dos poemas plantean temas existenciales, aunque en el primer poema el autor reflexiona sobre la inmortalidad del ser humano y, más concretamente, sobre la inmortalidad del letrado (poeta); el segundo, de Wang Wei, espera la llegada de la muerte con gran sentimiento de paz y tranquilidad espiritual debido a sus creencias budistas.
En estos dos poemas hay resaltar como quedan aisladas las palabras en eventos visuales independientes, forzando al lector a percibir (en ambos poemas) la plena conciencia de la totalidad, y ésta no llega a manifestarse hasta que el lector no se ha desplazado y detenido en todos y cada uno de esos momentos e instantes gráficos.
Las reglas prosódicas utilizadas por Du Fu, aunque hay que decir que en la época Tang había cinco tonos (se supone que eran tonos largos y breves), repartidos en 2 grupos: tonos llanos o Pinsheng y los tonos oblícuos o Zhenseng. El tono era de suma importancia a la hora de elegir una palabra para el poema puesto que en el jintishi había que alternar los tonos llanos y oblícuos de forma rítmica, equilibrada y rigurosamente regulada.

“Un viajero en la noche escribe sus pensamientos”
旅夜書懷 lǚ yè shū huái Contrapunto tonal

細草微風岸 xì cǎo wēi fēng àn, 4 3 1 1 4
危檣獨夜舟 wēi qiáng dú yè zhōu. 1 2 2 4 1
星垂平野闊 xīng chuí píng yě kuò, 1 2 2 3 4
月湧大江流 yuè yǒng dà jiāng liú. 4 3 4 1 2
名豈文章著 míng qǐ wén zhāng zhù, 2 3 2 1 4
官應老病休 guān yīng lǎo bìng xiū. 1 1 3 4 1
飄飄何所似 piāo piāo hé suǒ sì, 1 1 2 3 4
天地一沙鷗 tiān dì yī shā ōu. 1 0 1 1 1

Podemos observar como el poema tiene una enorme fuerza expresiva en la contemplación, solamente, de los caracteres, es decir, el aspecto gráfico de los caracteres, que debido al origen picto-ideográfico de la escritura china, nos deleita con una imagen de gran belleza, así como con su orden de aparición.

La trascripción al pinyin está extraída del siguiente dominio, aunque los tonos actuales son de producción propia: http://asia-oriental.blogspot.com/2007/02/du-fu-l-y-sh-hui-x-co-wi-fng-n-w-i-qing.html

En el primer verso de “Un viajero en la noche escribe sus pensamientos”: “Sopla brisa entre las hierbas menudas de la orilla”. Du Fu se refiere a que se están produciendo cambios (ligeramente, viento = cambios no bruscos) en la vida (representada de manera alegórica por la “orilla”: agua = vida) de la sociedad (entre los hombres = hierbas delicadas del césped), pues la sociedad la representa alegóricamente en el “césped”, y los hombres como esa “hierba menuda” que compone la sociedad; y, dicha sociedad, la concibe insignificante ante la inmensidad del universo, por eso utiliza tal metáfora. (estrellas, capas sobre capas, alrededor, salvaje, extensión).
En el segundo: “Alto mástil de un barco solitario cruza la noche”, nos lleva a la firmeza de la voluntad humana (mástil, vertical, solitario, noche, barco). Un hombre con elevados ideales (mástil, vertical) prefiere cruzar (barco = llega a otras orillas, otros tiempos, otras vidas) los tiempos oscuros que le ha tocado vivir mediante una firme soledad voluntaria consoladora (solitario) a través de reflexiones en el silencio (noche).
En el tercero: “Cuelgan estrellas sobre inmensidad salvaje”. La existencia permanece, está, se encuentra en su plenitud primitiva. Nos lleva a la inmensidad y eternidad del universo (estrellas, capas sobre capas, alrededor, salvaje, extensión).
En el cuarto: “Se agita la luna en la corriente del río”, a la fugacidad de la vida contemplada por la eternidad (luna, flotar, gran río, fluir). La inmortalidad (luna, Chang E en el imaginario chino), existe y es testigo omnipresente en todas las vicisitudes de las vidas que se suceden (gran río= fluir), permanece mientras que la vida pasa.
En el quinto: ¿La fama procede de los escritos? ¿El poeta es inmortal?, a la reflexión sobre la inmortalidad del hombre poeta (nombre/fama, ¿realmente?, ensayos, poesía, ¿viene de ellos?).
En el sexto: “Se pregunta el viejo funcionario enfermo”. La decrepitud de la gloria y la existencia les llega a todos y la muerte también, pero quién permanece, ¿quién se convierte en inmortal? (oficial, obligación, viejo, enfermo, descansar).
En el séptimo: “Flotando flotando ¿a qué me parezco?”. Entonces, ¿qué, quién soy? Si no me encuentro en este mundo ni en el eterno, marchando con ánimo vagabundo intentando encontrar mi ubicación. Es una reflexión sobre el sentido propio del ser (flotar en el viento, flotar en el viento, que tipo de cosa, parecer).
Y, en el octavo: “Entre cielos y tierra, una gaviota”. Soy como una gaviota que no se encuentra ni en el mar ni en la tierra, ni en los cielos ni en la tierra, ni pertenezco a este mundo mortal ni a la eternidad. Las reflexiones de Du Fu finalizan con una conclusión incierta e indeterminada ¡Ni soy de un mundo ni del otro! (cielo, tierra, una, arena, gaviota).

唐五代• 王维 “Mi retiro en la montaña Zhongnan”
中岁颇好道,晚家南山陲。
兴来每独往,胜事空自知。
行到水穷处,坐看云起时。
偶然值林叟,谈笑无还期

Y, en el poema de Wang Wei, “Mi retiro en la montaña Zhongnan” en las palabras del primer dístico: “Ya en mi edad madura me gustó el budismo”, nos aclara Wang Wei que a la vejez encontró la senda (el camino budista). “En el ocaso de mi vida, decidí vivir mi retiro al pie de esta montaña”. Y como buen budista se retiró a la naturaleza para encontrar la paz espiritual. En estos dos versos nos lleva armoniosamente a un estado de quietud y paz interiores (mediana, edad, inclinar, gustar, Dao; tardío, casa, Nan, montaña, distrito).
En el tercero: “Cuando se me antoja, salgo a pasear solo”. Cuando los sentimientos afloran, es decir, cuando el espíritu se altera (emerger, llegar, sentimientos, a solas, camino), nos induce al aislamiento cuando nos afloren sentimientos contradictorios.
En el cuarto: “ Y el deleite me embarga, sin que pueda expresarlo”. Sale a contemplar la belleza de la naturaleza para complementarse con la pureza. La belleza le ayuda a apaciguar los sentimientos, y nos sugiere el verdadero sentido de la vida (hermosa, cosa, espacios, personalmente, conocer) para llegar a la felicidad, que no es otra que la contemplación de la belleza, de la naturaleza.
En el quinto: “Llego hasta donde termina el arrollo”. Llega al final de la vida (arroyo), (caminar, hasta agua, límite, lugar), nos señala la importancia de aceptar el fin de la vida.
En el sexto: “ y me siento a contemplar las nubes viajeras”. Y contempla el final de la existencia, nos enseña que ante ese fin no debemos hacer nada sino quedarnos quietos y esperarlo para no sufrir(sentar, ver, nube, alzar, cuando).
En el séptimo:“Por casualidad me encuentro con un anciano que vive en el bosque”, (por casualidad, encuentro, bosque, hombre de edad), utiliza una alegoría muy frecuente en la poesía budista china que personifica la muerte (anciano que vive en el bosque = leñador = muerte. El leñador corta los árboles –hombres-).
Y, en el octavo: “Charlando, charlando y riendo, me olvido del regreso”, (hablar, reír, no, regreso, tiempo), le llega la muerte con ausencia total de preocupación.
Vemos pues, que el poema de Du Fu es una reflexión desgarradora existencial mientras que el poema de Wang Wei es un canto a la vida y a la muerte, en definitiva, un canto a la existencia.